Vuelve a todos los artículos Vuelve a todos los artículos

¿Debo facturar mis maletas o llevarlas conmigo?

AutorAda Kozłowska

Analizando la mejor opción entre facturar tus maletas o llevarlas contigo dentro del avión, podríamos cerrar el caso basándonos en la obligación o no de pagar tasas por la facturación del equipaje. Pero también puede que no.

Cada vez más pasajeros llevan sus maletas dentro del avión como equipaje de mano para evitar pagar tasas de facturación, y cada vez más, el personal de atención en la puerta de embarque debe intentar que los pasajeros facturen sus maletas voluntariamente.

Quizás debamos preguntarnos por nuestras prioridades a la hora de viajar: ¿confort, tiempo o dinero?

Cómo determinar tus prioridades a la hora de viajar

Las prioridades pueden ser muy diferentes para cada tipo de pasajero:

Una persona puede pensar si vale la pena pagar por primera clase habiendo billetes más baratos. Otra persona podría empaquetar su maleta con lo mínimo para evitar pagar por sobrepeso de equipaje, mientras otra persona desea tener el confort como en casa y llevar todas sus cosas mientras viaja.

Si quieres tener la mejor (y más eficiente) experiencia posible de tu viaje, debes pensar en cuáles son tus prioridades. Emplear unos minutos en esta tarea, puede ahorrarte dinero y tiempo después.

Así, ¿cuáles serían tus preferencias: ahorrar tiempo, ahorrar dinero o maximizar el confort viajando?

Piensa en tus hábitos de viaje. Si no te importa pagar por una ver una película o por una almohada en el avión, entonces eres definitivamente una persona cuya prioridad es el confort. Si haces lo que sea por ser el primero en pasar por el control de seguridad y por embarcar el primero en el avión, el ahorro de tiempo es tu prioridad. Y si estás dispuesto a sufrir por escalas en tu viaje y por viajar con compañías baratas, ahorrar dinero es tu prioridad.

Si piensas también en qué harías encontrándote en las situaciones más incómodas cuando vuelas, esto puede darte una respuesta.

 

 

Llegamos a la pregunta, ¿qué es mejor, facturar o llevar mi maleta conmigo?

Yo solía llevar siempre mi maleta conmigo para evitar pagar incómodas tasas, para salir más rápido del aeropuerto y para evitar la pérdida de equipaje. Pero ahora, al ser un viajero frecuente, cada vez me resulta más incómodo cargar siempre con mi equipaje hasta estar en el avión y de nuevo cargar con él después. Además de tener que intentar embarcar muy pronto para encontrar un lugar para mi maleta en los compartimentos superiores o de llevar durante todo el viaje mi maleta donde podría tener el espacio para mis pies. 
Lo peor es no conseguir sitio para la maleta cerca de tu asiento y tener que esperar que el avión se vaya vaciando para poder ir a buscarla en los compartimentos superiores de otra parte del avión, esto es casi peor que esperar la maleta en la cinta de equipaje.

Por todo ello, fui considerando que facturar la maleta me resultaría al final más agradable.

 En estos compartimentos no hay apenas sitio para equipaje!

Si aún no has podido decidir si es mejor facturar tu maleta o llevarla contigo, hazte estas preguntas:

¿Necesitas sitio extra en tu maleta para traer regalos a tu regreso? ¿Piensas empaquetarlos en la maleta o los llevarás en la mano?
¿Podrás conseguir llevar lo mínimo para este viaje? ¿O tus actividades previstas requieren más variedad de enseres o ropa?
¿Te gusta la idea de tener más cosas contigo? ¿O te hace sentir más libre si no llevas tantas cosas?
¿Si decides empaquetar lo mínimo, acabarás gastando más en comprar cosas que te harían falta en el viaje?
¿No te molesta la idea de cargar con el equipaje durante el tiempo de espera hasta el embarque?

Si pagas por embarcar prioritariamente para poder encontrar un buen sitio para tus maletas, estás simplemente cambiando un coste por otro.

Si quieres reflejar tu opinión sobre la elección entre facturar tu equipaje o llevarlo contigo, estaremos encantados de leerla!

 

Image Credit: Strange Luke, Garry Knight, Sivi Steys

Recibe una compensación si tu vuelo se retrasó, canceló o te denegaron el embarque en los últimos tres años.

Comprueba tu vuelo

Sólo te llevará 3 minutos