Vuelve a todos los artículosVuelve a todos los artículos

Cómo proteger tu identidad cuando estas viajando

AutorAda Kozłowska

Es muy fácil olvidar la importancia del pasaporte, carnet de identidad o la licencia de conducir hasta que un día los pierdes. Y si además los pierdes mientras viajas, se convierte en un verdadero problema. De repente, el simple hecho de volver a casa puede ser bastante complicado, por no mencionar la preocupación de pensar que un desconocido puede tener esta documentación si la has perdido o incluso si te la han robado.

Por eso es tan importante vigilar de cerca su información personal y tus documentos cuando viajas. Debes tomar algunas precauciones antes de viajar.

Mantener a salvo tus documentos

La primera norma de seguridad es dejar en casa la información importante que no necesites en tu viaje. Por ejemplo, no llevar todas tus tarjetas de crédito si no las vas a usar, solamente llevar las necesarias.

La segunda norma es llevar tu documentación importante siempre contigo. Nunca dejarla en hostales u hoteles aunque las habitaciones estén cerradas. Sólo puedes controlar lo que llevas encima y nunca puedes saber si las habitaciones son totalmente seguras.

La tercera norma de seguridad es llevar la documentación en bolsillos interiores o escondidos. El hecho de que seguramente irás vestido de una forma diferente que los habitantes locales del sitio donde viajas y posiblemente lleves una cámara de fotos, será un buen distintivo de que eres un turista o viajero. Seguramente también visitarás sitios que suelen visitar otros turistas, por lo que podrías ser un objetivo para robos.

No siempre son evitables los robos, por eso mejor ponerlo un poco más difícil para que no puedan encontrar tus documentos importantes. Nunca pongas tu dinero o documentos en tus bolsillos exteriores. También puedes comprar bolsillos especiales que esconden discretamente tus documentos o dinero debajo de tu ropa.

La cuarta norma de seguridad es poner una pequeña cantidad de dinero en tus bolsillos exteriores por la posibilidad de un atraco. La manera más rápida de salir de una situación peligrosa como es un atraco, es darle lo que buscan y marcharte rápidamente. Pero esto no significa que puedas engañarles!

Deposita una cartera con un poco de dinero en tus bolsillos exteriores, manteniendo el resto escondido en tus bolsillos interiores. De esta manera si tienes que enfrentarte a un atraco o
a un carterista, sólo perderás la cantidad que has decidido que podrías sobrevivir sin ella. Y lo más importante, podrás conservar tus documentos personales y los ladrones no tendrán posibilidad de saber nada de tu información personal, dirección, etc.

La quinta norma es dar a alguien de tu confianza una copia de tu DNI o pasaporte. Al menos de esta forma tendrás más posibilidades de que os podáis encontrar en un caso de emergencia e incluso esa persona podría enviarte la copia de tus documentos si fuese necesario.

Mantener tu información digital personal a salvo

A estas alturas, podría parecer que es casi más importante perder información digital que perder objetos.

La primera norma para proteger tu información digital es poner contraseñas complicadas y cambiarlas una vez al mes. Tu contraseña debe incluir letras, números y caracteres especiales. No utilices la misma contraseña para más de una página web.

La segunda norma de protección es evitar el uso de Wifi de acceso público para hacer transacciones financieras. En lugar de eso, puedes llamar a tu banco para transferir dinero, revisar saldos, etc., sin poner en peligro tu información personal online.

La tercera norma es llevar un “RFID-blocking wallet” o “passport holder”. Muchas tarjetas de crédito llevan un chip y puede ser usado para pasar tu información. Una de estas herramientas puede ayudarte a bloquear este chip y que esto no suceda.

La cuarta norma es proteger tu teléfono móvil con una clave. Se puede obtener muchísima información personal de los móviles.

Si tienes un smartphone, esto significa que tu teléfono estará conectado con tu cuenta de correo electrónico, compras que habrás hecho a través de tus aplicaciones, y quizás también tus datos bancarios o datos de tarjeta si usas aplicaciones como Passbook. Lo mejor que puedes hacer es no conectar tu teléfono a Wifi de acceso público y siempre protegerlo con una clave.

La quinta norma es ser consciente. Los ladrones suelen actuar cuando bajamos la guardia. Pueden coger nuestras carteras en transportes públicos, quitarnos la tarjeta de las manos cuando esperamos para pagar una compra, o cuando contamos nuestro dinero en público.

Viajar no debe ser peligroso

Toda esta información no debe estropearte tu viaje, sólo protegerte y proteger tu información confidencial! Puedes prevenir muchas cosas, cuantas más precauciones tomes, mucho mejor.

Y recuerda: los ladrones no quieren ser atrapados, lo que significa que siempre escogerán el objetivo o la ocasión más fácil. Tómate unos minutos para asegurarte de que ese objetivo no seas tú!

Recibe una compensación si tu vuelo se retrasó, canceló o te denegaron el embarque en los últimos cinco años.

Comprobar mi vuelo

Sólo te llevará 3 minutos