Vuelve a todos los artículosVuelve a todos los artículos

Cómo no ser el “típico turista”

AutorAda Kozłowska

Recuerdo la primera vez que fui a New York. Durante cuatro días estuve recorriendo la ciudad y piqué en cada anzuelo para turistas. Comí pizza en una tienda de The Financial District, vi el conocido musical 42nd Street en Broadway y me quedé con la boca abierta delante del Empire State Building y Times Square.

En los siguientes viajes, te das cuenta de que haces los típicos errores del primer viaje. Aún habiendo quedado satisfecho y habiéndome divertido aquella vez, me doy cuenta de lo mucho que me perdí. El vino y el café de East Village, el número de casas de lectura y de juegos alrededor de la ciudad y recorrer los pequeños parques.

Desde entonces tomé la decisión de no perderme nunca más los verdaderos tesoros que ofrece una ciudad.

Si no quieres cometer los mismos errores que yo, a continuación encontrarás más información de como no ser el “típico turista”.

Descubre las cosas por las que la ciudad es conocida

Cada ciudad tiene atracciones para turistas, pero no siempre son las cosas de las que esa ciudad está orgullosa. La estatua de la Libertad y el Golden Gate Bridge son impresionantes, pero los nativos de New York y San Francisco te dirían que hay mucho más que conocer.

La próxima vez que planees un viaje, lee más allá de las típicas guías para turistas para conocer realmente por qué es conocida esa ciudad, tanto por los viajeros como para los viven allí.

Pregunta a los lugareños

Una vez estuve en el peluquero y aproveché para preguntarle cuáles eran sus cosas favoritas para hacer en su ciudad. Me recomendó visitar algunos locales de salsa que sólo los lugareños conocen. My experiencia fue increíble y acabé sintiéndome como uno más de los habitantes de la ciudad!

Cuando vayas a algún local, pregunta sobre lo que ellos hacen en su ciudad. Seguramente conseguirás muy buenos consejos sobre sus sitios favoritos.

Haz un plan alrededor de la cosas que más te gusta hacer

A menudo cuando decidimos viajar, pensamos que tenemos que hacer lo que cada uno hace cuando va a ese sitio. Pero puede que te diviertas mucho más si dedicas algo de tu tiempo a hacer lo que a ti especialmente te gusta hacer.

Por ejemplo, me encantan los Coffee shops, así que mi idea de conocer mejor la ciudad tiene mucho que ver con descubrir los mejores Coffee shops, escuchando también las opiniones de los que viven allí.

De esta manera he podido disfrutar de charlas con algunos artistas de New York, probar las mejores judías de Portland y muchas más cosas. Si eres observador, sólo mirando la gente pasar, puedes también aprender mucho sobre el estilismo, la manera de hablar y los hábitos de los habitantes de esa ciudad. Para mi, esto es mucho más interesante que ir al museo.

¿Cuáles son tus gustos? Restaurantes, vinos, coches, arte, paisajes… Cualquier cosa con la que disfrutes, planea tu próximo viaje basándote sobre todo en lo que a ti te gustaría descubrir.

Se considerado con las costumbres de los lugareños

Las personas tienen rutinas que se forman alrededor de su vida diaria: qué comes, cuándo comes, cómo te comunicas con la gente, cómo trabajas, etc.

Cuando viajamos, tenemos que romper un poco con nuestras rutinas para adaptarnos en lo posible al sitio que visitamos.

Por ejemplo, los horarios de apertura de los restaurantes, tiendas, bares, los horarios de trabajo de los lugareños. Las reducidas porciones en los platos de algunos restaurantes franceses comparados con otros países, la diferencia de calidad o la presentación de la comida en cada país, incluso el ritmo de vida más lento o más acelerado de los habitantes. Vale la pena intentar adaptarse y no perder los nervios porque todo sea un poco diferente a lo que estás acostumbrado.

Siempre es bueno para una ciudad recibir turistas que posiblemente traen dinero, crean empleos, puede ser incluso un tipo de orgullo, pero este sentimiento puede cambiar muy rápido si esos turistas no son considerados con la cultura y las costumbres de la ciudad. Intenta no ser uno de “esos” turistas cuando viajes.

Recuerda: Tu puedes influir el éxito de tu viaje

Es inevitable crear grandes expectativas cuando estás planeando tu viaje, mirando preciosas fotos e imaginando las cosas que podrás hacer.
Lamentablemente, siempre hay alguna experiencia que no cumple con tus expectativas, pero no te desanimes. Tú puedes hacer mucho para que ese viaje sea lo que esperabas.

Mantén tu mente y tus ojos abiertos, explora fuera de tu “zona de confort”, haz preguntas… esto te ayudará a vivir una experiencia sin importar a donde vayas.

Recibe una compensación si tu vuelo se retrasó, canceló o te denegaron el embarque en los últimos tres años.

Comprobar mi vuelo

Sólo te llevará 3 minutos